Educación en valores, ¿Qué es y para qué sirve?

Educar en valores, concepto que va unido a cualquier metodología que podamos aplicar en los últimos años. Pero, ¿qué es educar en valores?, este concepto va más allá de educar, enseñar o formar en las materias curriculares. Consiste en marcar pautas en las nuevas generaciones sobre moral y civismo, potenciar y afianzar una cultura.

Educar no sólo significa tener las mejores calificaciones. Para dar y recibir una buena educación se necesitan valores, porque sólo así se forma a las personas, formará parte de cada uno, sólo de esta manera se podrán entender los comportamientos y las conductas de los pequeños y, además, a ellos les servirá como una guía que dirigirá sus actos.

Como puedes imaginar educar en valores es complicado y, más si cabe, en la sociedad en la que estamos donde entran en juegos tantas formas de pensar y tan diferentes, pero hay valores que son universales y aquí os dejo alguno de ellos:

  • Educar a los más pequeños en valores como el refuerzo y la motivación
  • Fomentar el diálogo y el respeto
  • Establecer libertades y obligación
  • En el ámbito escolar y familiar todos trabajamos por igual
  • Fomentar la lectura de aquellos libros que aporten valor a la sociedad en conjunto
  • Actuar de forma consecuente con nuestros valores
  • Evitar estándares y estereotipos
  • Respetar el medio ambiente en general

Seguro que se os ocurren muchos más.

La educación en valores, nos ayuda a entender conceptos intangibles que hacen que la sociedad conviva de la forma más satisfactoria posible, conceptos como la tolerancia o la empatía. Las personas forjamos nuestra tolerancia a base de experiencias y sentimientos, por lo que es fácil transmitir esto a los menores, ya que las personas cuando nacemos no tenemos adquiridas estas cualidades por lo que es muy fácil que un niño se integre en la sociedad. Seguro que alguna vez has visto a dos niños en el parque que no se conocen, simplemente uno de ellos se acerca al otro y se ponen a jugar juntos, sin prejuicios, sin ideas preconcebidas, simplemente a disfrutar del juego y de la compañía. Esto es un claro ejemplo para explicar a lo que nos referimos.

Este tipo de educación salta cualquier barrera del aula, la tenemos que fraguar entre todas las personas que formamos la sociedad y que interactuamos con otros niños. En casa, con nuestros hijos, sobrinos o vecinos; en las clases particulares, con nuestros alumnos.

Debe ser practicado a diario, con respuestas directas ante las diferentes situaciones y nada ambiguas. Se puede empezar con ejemplos en actividades lúdicas. A los niños les gusta que les contemos historias, hazlo con fábulas, leyendas o cuentos si son más pequeños. En las clases de técnicas de estudios, uno de los módulos que trabajamos es la lectura crítica y comprensiva. Leer no solo es interpretar lo que el autor quiere, vamos a desmenuzar cada una de las oraciones y a dar respuesta a todo lo que nos plantee el texto.

Pincha en los siguientes enlaces. Son pequeños cortometrajes que puedes mostrar a tus peques:

  • Tamara, Disney like animation:

  • El vendedor de Humo

Comments are closed.