Reglas mnemotécnicas

La palabra “Mnemotecnia” deriva del griego “mnéemee (memoria) y téchee (arte). Una regla mnemotécnica es un sistema sencillo para recordar listas de nombres, números, datos…

Estas reglas nos permiten memorizar más fácilmente el contenido, evitando que éste se retenga en la memoria a corto plazo (donde la información permanece poco tiempo) facilitando el acceso a  la memoria a largo plazo.

Regla de las iniciales: Cuando queremos memorizar una lista de palabras, podemos hacer una palabra con cada inicial de la palabra, de esta manera recordaremos la inicial de cada palabra de la lista. Si el orden de la lista no es importante, podemos modificar este orden para que la palabra a memorizar suene mejor.

Si quisiéramos recordar una lista con los meses: Enero, Febrero, Abril, Mayo y Agosto. Podemos hacer la palabra EFAMA.

Regla de la primera letra. Es muy parecido al anterior solo que la inicial de cada palabra de la lista a memorizar hacemos otra palabra y consiste en hacer una frase, cuanto más rocambolesca sea, más fácil de recordarla será.

Con el ejemplo anterior de los meses: Enero, Febrero, Abril, Mayo y Agosto podríamos crear la frase Encontré un Ferrari Abierto Muy Azul.

Regla de la cadena: Se trata de ir uniendo cada palabra de una lista con la siguiente y hacer una frase lo más excéntrica posible. ¿Por qué lo más excéntrica posible? Porque seguro que tú no te acuerdas del anciano con el que te has cruzado hace 5 minutos que tenía el pelo gris, pero si que recuerdas a una anciana con el pelo violeta que viste hace un mes.

 Si tienes que recordar las siguientes palabras: Hidrógeno, gafas, luz, manzana y tijeras.

 El señor HIDROGENO se ha comprado unas GAFAS porque le molesta la LUZ y casi pela una MANZANA con las TIJERAS”

Regla de la fábula: Esta regla aparte de ayudarte a recordar también ayuda a mejorar la memoria.

Ahora imagina que quieres memorizar una contraseña de letras y números, por ejemplo ésta:

 “EC45ACYMIDB78DSAL”

Estaban Cantando 45 Atletas Cojos Y Me Invitaron De Barbacoa 7 o 8 Días Seguidos Aunque Llovía”

Te va a resultar más sencillo recordar la frase que la secuencia de números y letras.

Regla de la longitud de palabras: Esta regla viene muy bien cuando tienes que memorizar un número.

Se trata de cambiar cada número por una palabra con el mismo número de letras que el número.

Por ejemplo, para recordar el año “1942” sustituimos el 1 por una palabra de una letra, este caso la “Y”, el 9 lo sustituimos por una palabra de 9 letras “Anastasia” el numero 4 lo cambiamos por “Tomó” y el 2 por “te”, así para acordarnos de ese año tenemos que recordar la frase “Y Anastasia Tomó Te”. Hay que tener en cuenta que en esta regla sí que es importante el orden de las palabras.

Regla de las palabras inventadas: Consiste en inventarse unas pocas palabras (no más de 3) formadas por la primera letra o las primeras sílabas de la información que tenemos que recordar.

Imaginemos que queremos memorizar las provincias de Castilla y León: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

Lo transformaríamos en la secuencia “Abulepa Saseso Vallamora”. Si nos aprendemos estas tres palabras ya no se nos olvidará la secuencia.

Estas son las reglas mnemotécnicas más utilizadas y que harán que la memorización sea un poco más fácil. Hay diversos estudios que nos dicen que hay unas condiciones ambientales que favorecen la memorización, como pueden ser, estar en un abiertamente relajado y tranquilo, escuchar música clásica o haber dormido bien.

 

Comments are closed.